miércoles, 14 de octubre de 2015

El Otoño (2ª parte)

Otoño SEGUNDA parte



La Acupuntura del Movimiento Metal.
El Nei Jing dice: ¨El Pulmón es como un ministro del Estado tiene la función de administrador¨. Recibe energía de los alimentos que, después de haber sido extraída a través del Bazo, sube hacia el Pulmón para ser purificada y distribuida. Regula el flujo de la energía de los meridianos y la energía torácica.

En Medicina China el Intestino Grueso forma parte del TR (Calentador) Inferior y está bajo el control del Movimiento Agua (Riñón – Vejiga). Por consiguiente se puede considerar como una vía descendente del agua que participa activamente en la transformación y recepción. 

La función de descenso del Pulmón apoya al Qi del Intestino Grueso para que sea posible la defecación; la función de excreción del Intestino permite que el Pulmón pueda realizar la función de descenso.

Psiquicamente el Pulmón se relaciona con el instinto de supervivencia y autoprotección del cuerpo físico, vinculado a los reflejos neurovegetativos. Si la función del Pulmón es correcta, los reflejos son buenos y ¨captamos¨instintivamente las situaciones de peligro.

El Po se considera como el alma vegetativa del Pulmón. El breve diccionario de Medicina Tradicional China, pp.953, dice: las actividades instintivas de sensibilidad y movimiento, por ejemplo la capacidad de sentir frío, calor, dolor, funciones instintivas del recien nacido…, se ubican dentro de la función Po.

Los Puntos de Acupuntura más recomendables en el otoño
Sin entrar en cuadros clínicos, que el profesional debe evaluar y personalizar en cada paciente; algunos de los puntos de acupuntura que ayudan al Movimiento Metal a expresar su propia naturaleza son:
P8 (Jingqu) punto Metal, Dominante, Estacional; P9 (Taiyuan) punto de Tonificación. Así como, IG1 (Shangyang) punto Metal, Dominante, Estacional;  IG11 (Quchi) punto de Tonificación. Son los puntos de primera elección durante el otoño, para la regulación energética del Movimiento Metal.
Punto complemetario:
E37 (Shangjuxu), punto Roe, He Mar, del Intestino Grueso (órgano).

La Dietética del Movimiento Metal
El otoño es la estación más aconsejable para preparar alimentos que reflejen las cualidades del Metal; para la cura del Pulmón, de la piel, para el estreñimiento…, ya que en otoño el Pulmón es más vulnerable pero al mismo tiempo más receptivo.

Los Pulmones y el Intestino Grueso pueden verse afectados por una dieta inadecuada: comer excesivamente, no comer alimentos con fibra, consumir demasiada carne, lácteos, azúcar, alimentos procesados…

La dieta debe incluir en su mayor parte alimentos cocidos, en general, cocinar con menos agua y a una temperatura más baja por periodos de tiempo más prolongados.

Para proteger los Pulmones y comenzar el proceso de contracción del Elemento Metal, seleccionaremos alimentos ligeramente agrios. También deben incluirse alimentos pungentes blancos porque este color afecta específicamente al Elemento Metal. Estos incluyen miembros de la familia de la cebolla, especialmente el ajo.

Los alimentos ricos en beta caroteno parecen proteger a los Pulmones y el Intestino Grueso de ciertas enfermedades, también es importante enfatizar los alimentos con fibra.

Prof: José Luis Alabau Escolano

Artículo completo en Blog de Acupuntura Multisistémica, de acceso exclusivo para socios de la S.V.A.

SVA
Acumusi

viernes, 2 de octubre de 2015

El Otoño (1ª parte)




Otoño primera parte



El otoño es la estación cuando la naturaleza inicia su recogimiento. Después de la culminación del Yang, del calor, de la maduración vegetal, viene el reflujo de la savia y el Yin empieza a crecer.

Así como la primavera era una época expansiva de apertura y de proliferación, el otoño es una época contractiva de recogimiento y de resecamiento. El ciclo se completa en el otoño.

El Nei Jing dice que la energía del otoño es la  <<energía exterminadora>>: cortante, retractiva y supresora.

Es una época de evolución a través de la reducción, en que las cosas se marchitan y se deterioran. Los vegetales se secan pierden el agua, las sustancias orgánicas desaparecen de las hojas y los frutos. Las flores mustias y los frutos caídos fertilizan el suelo que nutre el germen para el crecimiento del año próximo, la materia vuelve a su origen preparándose para su posterior renacimiento.

Las fuerzas del otoño crean sequedad en el Cielo y metal en la Tierra, crean el órgano de los pulmones y la piel que cubre el cuerpo… Medicina interna clásica.

El elemento Metal, en el cuerpo se le relaciona con los órganos Pulmón (FEI) e Intestino Grueso (DA CHANG).

En correspondencia con el carácter de esta estación, el Pulmón, órgano Yin del Metal, absorbe el Qi hacia el interior y lo refina, enviándolo hacia abajo para nutrir nuestras raíces con Esencia pura.

El Intestino Grueso tiene una función de tránsito, pero que también participa en las transformaciones.

La emoción asociada al Metal, al Otoño, es la tristeza la melancolía, se despiertan los recuerdos. Los textos tradicionales afirman que el exceso de tristeza perjudica al Qi del Pulmón y, a la inversa, cuando la energía del Pulmón es débil, la persona está triste.

Feliz Otoño

Prof: José Luis Alabau Escolano
SVA

Artículo completo en Blog de Acupuntura Multisistémica, de acceso exclusivo para socios de la S.V.A.

SVA
Acumusi